lunes, 11 de junio de 2012

Ambulancia especializada en accidentes cerebrovasculares contiene un tomógrafo portátil CereTom para comenzar antes el tratamiento



NeuroLogica y MEYTEC de Alemania han desarrollado una ambulancia especializada en accidentes cerebrovasculares, llamada VIMED STEMO, que contiene un tomógrafo/escáner portátil y un laboratorio en el punto de atención para el diagnóstico y el inicio del tratamiento casi-instantáneo en pacientes con apoplejías. El sistema utiliza soluciones de telemedicina de MEYTEC y el escáner/TAC portátil CereTom de NeuroLogica.



 
El VIMED STEMO integra una suite pre-clínica, totalmente operativa, de atención al ictus, comparable a las encontradas en los hospitales especializados en accidentes cerebrovasculares. El CereTom a bordo es un escáner/TAC de 8 cortes que permite obtener imágenes multimodales con angiografía/TC y perfusión/TC en combinación con un tiempo de exploración rápido. Las imágenes y otros datos pueden ser transmitidos a través de conexiones cifradas de 3G, 4G y por satélite a las salas de emergencia o centros de trauma.


Además de estar bien equipada, la ambulancia lleva el mejor equipo médico hasta su puerta si usted está sufriendo de un accidente cerebrovascular, incluyendo un paramédico, un médico de accidentes cerebrovasculares y un neurorradiólogo. En conjunto, esto permite una atención hiper-aguda del ictus, incluido el tratamiento trombolítico, tan pronto como sea posible y mucho antes de la llegada a un hospital. No hay información sobre el costo del servicio por viaje.
 




Por supuesto, la pregunta sigue siendo si este tipo de atención hiperaguda se traduce en mejores resultados para los pacientes, pero las compañías ya han llevado a cabo un ensayo aleatorio que proporciona algunas pistas. Asignaron al azar 100 pacientes, a la ambulancia, especializada o a la atención de emergencia habitual. Como era de esperar, el tratamiento pre-hospitalario del accidente cerebrovascular redujo considerablemente el tiempo medio desde la alarma a la decisión de la terapia (35 min frente a 76) con ganancias similares en los tiempos desde la alarma hasta el fin de la TC, y desde la alarma hasta el final de los análisis de laboratorio, y hasta la trombólisis intravenosa para los pacientes elegibles con accidente cerebrovascular isquémico.
 
No hubo una diferencia sustancial en el resultado neurológico entre los grupos, sin embargo, el estudio no fue diseñado para detectar una diferencia y el seguimiento fue relativamente corto. Se demuestra que el diagnóstico pre-hospitalario y el tratamiento de accidentes cerebrovasculares es factible y puede reducir el tiempo transcurrido hasta el tratamiento a un nivel que antes era inalcanzable. El VIMED STEMO está incrustado en el sistema de servicio de emergencia de Berlín.


Fuente: Medgadget.es