sábado, 2 de junio de 2012

Investigación paraguaya revela los riesgos de la exposición a los rayos X



Estudio realizado de la Facultad de Medicina de la UCA demostró que la exposición crónica durante la toma de placas dentarias podría desencadenar cáncer.


Un estudio realizado por docentes y estudiantes de la carrera de Medicina de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción (UCA), demostró los riesgos de la exposición a los rayos X por parte de los médicos. La investigación había sido seleccionada por la Fundación Mapfre, con sede en España, que tras valorar la importancia del aporte le otorgó 12.000 euros de financiación.  
    
En el estudio, adaptado a estudiantes de la carrera de Odontología de la Universidad Autónoma del Paraguay, durante sus prácticas de clínica diagnóstica, se comprobó que la exposición crónica a los rayos X –en un periodo de tres años– durante la toma de negativos de imagen, con el tiempo provoca el surgimiento de células cancerígenas.
    
La investigación concluyó que si se realizan placas radiográficas sin la debida protección, los intervinientes pueden llegar a sufrir lesiones en las células, lo cual a la larga podría generar ciertos tipos de cánceres.

Protección

“Los estudiantes que realizan tomas de placas dentarias y que habitualmente no utilizan ningún tipo de radio protección presentan el nivel 1 de daño en la molécula de ADN, que es el nivel más bajo”, explicó la Lic. Deidamia Franco de Diana,  coordinadora de la exploración, en una publicación del informativo de la UCA.
    
Franco de Diana señaló que detectaron que la población expuesta a los rayos X sin protección (30 alumnos de Odontología) muestra una frecuencia altamente significativa de células en apoptosis, es decir, de muerte celular en respuesta a un daño en el ADN o en la propia célula, con respecto a la población no expuesta (30 alumnos de la misma carrera).
    
Para la obtención de datos, desarrollaron dos tipo de bioensayos. El primero es el test de micronúcleos en células de la mucosa bucal, para evaluar los efectos de daño en el material genético como celular y otras anormalidades del núcleo que pueden ser utilizadas como marcadores de daño celular. El segundo, la prueba de electroforesis de células individuales o del Cometa, en muestras de sangre periférica, que determina el daño a la cadena simple o a la doble cadena del ADN.

Recomendación

Según relató la científica, los mecanismos de control de la división celular inducen a la célula a interrumpir el proceso y a morir antes de seguir dividiéndose y acumulando daños en el ADN y en las células. “Este es el riesgo al que están expuestos aquéllos estudiantes que manipulan los aparatos de radiografía sin ningún tipo de precaución”, indicó. “Recomendamos que los alumnos hagan intervenciones con rayos X solo cuando es muy necesario y que tomen las precauciones de radioprotección, porque la exposición a mayores dosis podría alterar los mecanismos de sus ADN”, concluyó.
    
En la investigación “Evaluación genotóxica en estudiantes de Odontología expuestos a rayos X durante radiografías dentarias”, estuvieron involucrados los docentes Deidamia Franco, Jaime Segovia y Diana Castiglioni y los estudiantes Celeste Vega, Ana Gómez y Nery López Acosta.