viernes, 1 de junio de 2012

Los pacientes con un desfibrilador cardiaco implantado pueden ya realizarse resonancias magnéticas




El hospital Universitario Donostia (San Sebastián) ha implantado el primer desfibrilador automático compatible con resonancias magnéticas. Este desfibrilador reduce el número de intervenciones quirúrgicas, por el aumento de su duración en más de 11 años, y ahorra costes al sistema sanitario. Entre un 50-57% de la población con DAI (Desfibrilador Automático Implantable) deberá realizarse al menos una resonancia magnética a lo largo de su vida.



BIOTRONIK, fabricante de tecnología médica innovadora, ha lanzado en España los nuevos desfibriladores cardiacos implantables Lumax 740, los primeros y únicos DAIs del mundo aptos para ser usados en el diagnóstico por imagen de resonancia magnética. El hospital Universitario Donostia, en San Sebastián, pionero en procedimientos de alta tecnología en el ámbito cardiológico y de arritmias, ha implantado por primera vez este dispositivo.

Lumax 740 integra la función ProMRI®, válida para su uso en resonancias magnéticas. Además, su amplia duración, de más de 11 años, y la monitorización remota a través del BIOTRONIK Home Monitoring®, sitúa a este dispositivo en la vanguardia de la tecnología en cardiología para pacientes con taquiarritmias. 

“Los pacientes que reciben este tipo de tecnología son cada vez más jóvenes y se pueden tener que hacer alguna resonancia magnética a lo largo de su vida para diagnosticar con mayor seguridad enfermedades graves, como tumores, accidentes cerebrovasculares y otros trastornos neurológicos y traumatológicos, por lo que el ProMRI® del DAI Lumax 740 de BIOTRONIK es un descubrimiento revolucionario para no limitar esta técnica diagnóstica vital a este grupo de pacientes”, señala el Dr. José Manuel Porres, de la Unidad de arritmias del Hospital Universitario Donostia en San Sebastián y médico implantador del primer dispositivo en España. 



 Dr. José Manuel Porres y Dr. Francisco García Urra.



El Dr. Francisco García Urra, jefe de sección de la Unidad de arritmias del mismo hospital añade que “los pacientes que reciben DAIs son cada vez más jóvenes y por tanto, necesitarán de más intervenciones de recambio del generador a lo largo de su vida. Este desfibrilador ha mejorado su tecnología hasta aumentar su duración a más de 11 años, por lo que se reduce el número de actos quirúrgicos que el paciente recibe, con los riesgos que llevan implícitos y el consecuente ahorro económico del sistema sanitario en procedimientos y material”.

A nivel mundial, la población de pacientes que necesitan un DAI está aumentando a un ritmo de entre el 10 y el 15 por ciento anual. Al mismo tiempo, la necesidad de realizar análisis por resonancia magnética también aumenta a un ritmo de cerca del 10 por ciento todos los años. En el 2006, se realizaron casi 30 millones de resonancias magnéticas y en el 2010, ya se habían registrado 50 millones en todo el mundo.1 Las altísimas tasas de pacientes con DAI y la creciente necesidad de recurrir a la resonancia magnética se traduce en una probabilidad estimada del 50 al 57 por ciento de que un paciente con DAI deba realizarse una resonancia magnética durante la vida útil del implante.² 

El nuevo desfibrilador Lumax 740 VR-T es parte de la cartera de productos con tecnología de avanzada de BIOTRONIK para tratar las arritmias malignas, que incluye también el dispositivo resincronizador desfibrilador para pacientes con insuficiencia cardiaca, TRC-D, y los cables para el DAI Linoxsmart, que ya han demostrado su calidad superior y su seguridad, perfeccionados a partir de ahora con la tecnología de compatibilidad ProMRI®. Además de la tecnología ProMRI®, los dispositivos también destacan en la industria por incluir la medición de la impedancia intracardiaca que se está usando para investigar los cambios en el volumen del ventrículo izquierdo como parámetro potencial para optimizar la terapia de resincronización cardíaca (TRC) y pronosticar el agravamiento de la insuficiencia cardíaca. Estos datos se envían continua y automáticamente al médico desde el dispositivo del paciente gracias a la tecnología BIOTRONIK Home Monitoring®, el único sistema de la industria para facilitar la gestión remota del paciente con la aprobación de la FDA y la CE para la detección temprana de eventos clínicos relevantes.

“Con la familia de DAIs Lumax 740 incorporamos a la cartera creciente de dispositivos ProMRI® de BIOTRONIK los desfibriladores implantables, que hasta ahora también incluye nuestros marcapasos Evia y Estela. Los DAIs de BIOTRONIK son los únicos aptos para resonancia magnética del mercado, por lo que nos colocamos a la cabeza en materia de innovación, con la cartera más amplia de la industria de implantes cardíacos compatibles con la resonancia magnética”, comenta Beatriz Fontán, directora de marketing de BIOTRONIK.