viernes, 26 de julio de 2013

Salud ha detectado más de 7.800 tumores gracias a su programa de detección precoz del cáncer de mama









El sistema sanitario público andaluz ha detectado 7.872 tumores gracias al funcionamiento del programa de detección precoz de cáncer de mama, desde 1995 hasta el 31 de diciembre de 2012. Esto supone una tasa de detección global de 9,44 por cada 1.000 mujeres exploradas ya que en total, 1.058.115 mujeres han sido citadas para someterse a una mamografía, de las que 834.042 han sido exploradas (un 78,82%).
Andalucía cuenta con varios programas de cribado oncológico que incluyen el de mama y cuello uterino y está trabajando en la implantación del programa de detección precoz del cáncer de colon, tal y como recomiendan las distintas sociedades científicas y organizaciones sanitarias. Asimismo, la comunidad autónoma se sitúa en los estándares más elevados del mundo en cribado neonatal, con la detección precoz de 30 patologías gracias a la incorporación del tándem masas.

Por su parte, el cribado de detección precoz de cáncer de mama empezó su andadura en Andalucía en 1995, implantándose de forma paulatina hasta que en 2005 ya se citó a todas las mujeres andaluces con edades comprendidas entre los 50 y los 65 años. Una vez alcanzado el 100% de la cobertura de esta franja de edad, y siguiendo las recomendaciones del Consejo Europeo sobre cribado de cáncer de mama, en 2006 se amplió la cobertura hasta los 69 años de edad.

El cáncer de mama afecta a alrededor de más de 5.000 mujeres cada año en nuestra comunidad y es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales. El diagnóstico temprano de esta enfermedad es fundamental no sólo para reducir su mortalidad sino también para poder actuar en sus fases iniciales y elevar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen. De hecho, se estima que la detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni evolucionado, eleva el porcentaje de curación hasta casi el 90%. Asimismo, gracias a este diagnóstico temprano en más de 70% de los casos el tumor era inferior a los dos centímetros, lo que incrementa también las probabilidades de éxito.

El cribado de cáncer de mama de Andalucía se realiza a través de un sistema de citación personalizada con carácter bienal. Para ello, la población diana (mujeres de 50 a 69 años) recibe la cita en su domicilio para realizarse una mamografía. Esta prueba es sometida a una doble lectura. Para el correcto funcionamiento del programa, en Andalucía existen 58 unidades de exploración, de las que un 91,4% son digitales.
Entre sus objetivos fundamentales destacan disminuir la mortalidad por cáncer de mama, al menos, en un 30% tras un período de seguimiento de siete y 10 años; conseguir detectar la mayor parte de los tumores en estadios precoces; y mejorar la calidad de vida de las mujeres diagnosticadas y tratadas, ofreciéndoles intervenciones menos agresivas.