sábado, 18 de febrero de 2012

Investigan un método sobre la efectividad del tratamiento de infarto cerebral


Radiólogos del Instituto de Diagnóstico por la Imagen (IDI) del Hospital Universitario Dr. Josep Trueta de Girona investigan un nuevo método de diagnóstico por imagen para predecir la respuesta de un paciente al tratamiento que se hace en primera instancia en los casos de infarto cerebral.

El tratamiento que se aplica en los casos de infarto cerebral, que se aplica por vía endovenosa, es efectivo en un 30 % de los casos aproximadamente, cuando el medicamento es capaz por si solo de destapar la arteria cerebral obstruida.
Entre la aplicación del tratamiento -denominado rt-PA- y el momento en que se sabe si ha dado resultado transcurren 20 minutos, y si hay un fracaso es necesario un nuevo tratamiento endovascular en un centro en unidad especializada en esta técnica.
Con el objetivo de reducir este lapso de tiempo, en el servicio de Radiología-IDI del Hospital Josep Trueta han desarrollado un nuevo método radiológico basado en las imágenes obtenidas a través de un TAC, que predice con gran sensibilidad si el tratamiento con rt-PA será efectivo o no.
El nuevo método permite predecir la efectividad del tratamiento y también es útil para indicar el mecanismo que ha originado el infarto, es decir, si provine de las arterias carótidas, de la zona del cuello o del corazón.
Este nuevo método puede mejorar claramente el manejo de los pacientes con infarto cerebral en fase aguda.
El estudio ha sido liderado por el equipo de Radiologia-IDI del Hospital Trueta y por el IDIBGi (Instituto de Investigación Biomédica de Girona), con el doctor Josep Puig Alcántara al frente, y se ha llevado a cabo durante un año con 87 pacientes.
El artículo resultante se ha publicado este mes de enero en la prestigiosa revista American Journal of Neuroradiology, una publicación pionera en la validación de un nuevo biomarcador de imagen en el infarto cerebral.
Los autores de este trabajo colaboran con el doctor Andrew Demchuck, neurólogo investigador canadiense de la Universidad de Calgary y uno de los líderes mundiales en el estudio de infartos cerebrales.