viernes, 10 de febrero de 2012

La RM evalúa extensión y respuesta al tratamiento en cáncer de mama



Las mediciones cuantitativas de la resonancia magnética (RM) fueron asociadas con marcadores tumorales pronósticos, demostrando el potencial de la RM para la predicción del pronóstico de la enfermedad y la estratificación de los pacientes para las terapias apropiadas, según los hallazgos de un estudio reciente. 



Los datos iniciales fueron presentado durante el Simposio de Cáncer de mama 2011 del Centro de Investigación & Terapia del Cáncer-Asociación Americana de Investigación de Cáncer (CTRC-AACR) San Antonio (TX, EU), realizado del 6 al 10 de diciembre de 2011. “Los cánceres de seno son heterogéneos, y los subtipos diferentes de cáncer de mama responderán de manera diferente a la terapia”, dijo Sana Parsian, MD, una asistente de investigación en el departamento de radiología de la Universidad de Washington (Seattle, EUA). “Cada paciente con cáncer de mama debe someterse a biopsia para ser evaluado para el tipo de cáncer que tiene. Con base en eso, se les prescriben las terapias médicas adyuvantes”.

La Dra. Parsian y sus colegas supusieron que algunas aplicaciones cuantitativas de la RM, como la RM de difusión ponderada (DWI) y la RM realzada por contraste dinámico (DCE MRI), correlacionarían con marcadores histopatológicos permitiéndoles a los investigadores medir la vascularidad y celularidad del tumor.

En la DWI, la difusión de líquidos junto con un gradiente de campo reduce la señal RM, de modo que puede determinarse la celularidad del tumor midiendo el grado de movilidad del agua. La DCE permite a los espectadores ver más información acerca de la vascularidad del tumor. Un grupo de células malignas requiere un suministro de sangre para crecer, y esas alteraciones vasculares causan que los tumores aparezcan diferentes en la DCE en comparación con el tejido normal, según la Dra. Parsian. El patrón realzado visto en una RM es conocido como cinética.










Los investigadores evaluaron las correlaciones entre la DWI y la cinética DCE y los marcadores histopatológicos del cáncer de mama determinados de la biopsia, como los receptores de estrógeno (ER), los receptores de progesterona, HER2, p53, y el marcador de proliferación ki67, en 41 tumores invasivos entre 36 pacientes. Encontraron correlaciones estadísticamente significativas entre las mediciones de RM y todos los marcadores, excepto el ER, que estuvo solo ligeramente asociado con una de las mediciones DCE. Cada uno de los parámetros cinéticos DCE discriminó significativamente los tumores grado III de los grados I, II, y luminal A de luminal B y subtipos basales como intrínsecos. “Cuando miramos esas mediciones, notamos que había una correlación con los biomarcadores”, dijo la Dra. Parsian.

Aunque esos son hallazgos tempranos, la Dra. Parsian espera que la RM proporcione datos no invasivos valiosos acerca de la biología del tumor para la elegir y dirigir terapias enfocadas. La Dra. Parsian anotó que se necesitan estudios prospectivos más grandes para validar esos resultados y que la RM pueda complementar la biopsia para mostrar el tumor entero y reflejar la heterogeneidad del tumor. “Pienso que la meta final de la radiología es lograr más información mientras que hace la menor cantidad de intervención posible para el paciente”, concluyó. “Sería grandioso si podemos mejorar nuestro entendimiento de la biología del cáncer de mama y predecir la respuesta a las terapias diferentes con la imaginología. Nuestro estudio sugiere que la RM puede jugar un papel valioso en este proceso”.



Fuente: Medimaging.es