miércoles, 25 de enero de 2012

Angiografía TC revela diferencias en riesgo de infarto cardiaco

Una investigación reciente sobre la angiografía de tomografía computarizada (ATC), una modalidad de imaginología no invasiva usada para evaluar los bloqueos en las arterias coronarias, revela diferentes escenarios de riesgo para hombres y mujeres.

La enfermedad arterial coronaria (EAC) es un angostamiento de los vasos sanguíneos que suplen de sangre y oxígeno al corazón. Es causada por una acumulación de grasa y otras sustancias que forman placa en las paredes de los vasos. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (Atlanta, GA, EUA), la enfermedad cardiaca es la causa principal de muerte de hombres y mujeres en los Estados Unidos.

Investigadores de la Universidad Médica de Carolina del Sur (Charleston, EUA) analizaron los resultados de la ATC coronaria en 480 pacientes, edad media 55 años, con dolor torácico agudo. Aproximadamente el 65% de los pacientes eran mujeres y 35% eran hombres. La probabilidad de síndrome coronario fue descartada para cada uno de los pacientes.

Utilizando la ATC coronaria, los investigadores pudieron determinar el número de segmentos de vaso con placa, la severidad del bloqueo y la composición de la placa. “Los últimos escáneres de TC pueden producir imágenes que nos permiten determinar si la placa está calcificada, o no, o mixta”, dijo John W. Nance Jr., MD, actualmente un residente en radiología en el Hospital Johns Hopkins (Baltimore, MD, EUA).




Comparando los resultados de la ATC coronaria con los datos de resultados en un periodo de seguimiento de 12,8-meses, los investigadores pudieron correlacionar la extensión, severidad, y tipo de acumulación de placa con la ocurrencia de eventos cardiacos adversos mayores, como un infarto cardiaco o cirugía de “bypass” coronario. El análisis estadístico analizó todas las placas combinadas (calcificadas, no calcificadas y mixtas) y cada tipo de placa individual separadamente. “Encontramos que los riesgos para eventos cardiovasculares asociados con la placa fueron significativamente diferentes entre las mujeres y los hombres”, dijo el Dr. Nance.

Dentro del periodo de seguimiento, 70 de los pacientes experimentaron eventos cardiacos adversos mayores, como muerte, infarto cardiaco, angina inestable, o revascularización. En total, 87 eventos cardiacos adversos mayores ocurrieron entre los pacientes durante el periodo de seguimiento. Cuando los datos de resultados fueron correlacionados con la ATC combinados con los hallazgos de placa, los resultados indicaron que las mujeres con una cantidad grande de acumulación de placa y la ateroesclerosis extensa tienen un riesgo cardiovascular significativamente mayor que los hombres.

Específicamente, el riesgo de eventos cardiacos mayores fue considerablemente más alto en las mujeres que en los hombres cuando la placa extensa de cualquier tipo estuvo presente o cuando más de cuatro segmentos arteriales estaban reducidos. “Esta investigación nos dice que la placa coronaria extensa es más preocupante en las mujeres que la cantidad equivalente en los hombres”, dijo el Dr. Nance.




Sin embargo, cuando se estudian los factores de riesgo asociados con la presencia de tipos individuales de placa, el riesgo de eventos cardiacos adversos fue mayor en los hombres, en comparación con las mujeres, cuando sus segmentos arteriales contenían placa no calcificada.

El Dr. Nance reportó que los datos nuevos sugirieron que el proceso ateroesclerótico no necesariamente es lineal y que se necesita más investigación para entender mejor la enfermedad. “Nuestra investigación confirma que la ATC coronaria suministra información pronóstica excelente que ayuda a identificar el riesgo, pero hay diferencias de género que necesitan considerarse”.



Fuente: Medimaging