sábado, 28 de enero de 2012

RM que clasifica patrones de Alzheimer también predice deterioro cognitivo en Parkinson


Una nueva manera de clasificar los patrones de atrofia cerebral en los pacientes con enfermedad de Alzheimer que usa resonancia magnética (RM) también puede identificar el deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson, según un nuevo estudio.


Los investigadores además encontraron que los patrones de atrofia basales más altos de Alzheimer predijeron deterioro cognitivo a largo plazo en los pacientes de Parkinson cognitivamente normales. El estudio fue publicado en Diciembre de 2011 en la revista Brain.

“Con base en un estudio simple de neuroimaginología, ahora podemos predecir cuáles pacientes con enfermedad de Parkinson experimentarán deterioro cognitivo, a largo plazo, o desarrollarán demencia en el futuro”, dijo el autor principal del estudio, Daniel Weintraub, MD, profesor asociado de psiquiatría geriátrica en la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Filadelfia, EUA) y el Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Filadelfia. “Las pruebas diagnósticas como esta pueden ayudarnos a determinar cuáles pacientes se beneficiarían de ensayos clínicos futuros de medicamentos que buscan evitar o prevenir la progresión de la demencia en la enfermedad de Parkinson”.

Esta investigación aumenta la posibilidad de que la patología de la enfermedad de Alzheimer y la de Parkinson contribuya al deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson. Los científicos todavía no están seguros de si la neurodegeneración vista en esos pacientes es causada o no por la patología primaria de la enfermedad de Parkinson, la patología de Alzheimer, una combinación de las dos, o es una forma de compensación.

A medida que los biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer y de Parkinson continúan emergiendo, los investigadores sugieren al menos una sobre-posición en las regiones sometidas a neurodegeneración con el deterioro cognitivo , y resaltan el sistema de clasificación Patrón Espacial de Anormalidades para el Reconocimiento de la Enfermedad de Alzheimer (SPARE-AD) con el fin de detectar la atrofia cerebral en la enfermedad de Parkinson, detectar pacientes en riesgo inminente de deterioro cognitivo antes de que emerjan síntomas clínicamente identificables.

Aproximadamente el 80% de los pacientes con Parkinson se vuelven dementes durante la enfermedad. Algunos pacientes experimentan daño cognitivo comparativamente pronto después de que la enfermedad golpea, mientras que otros no experimentarán la demencia hasta muy al final de su enfermedad. La duración y severidad de la enfermedad y la edad avanzada son factores de riesgo para la demencia, mientras que casi el 20% de los pacientes nunca tienen demencia. Más de la mitad de los pacientes con Parkinson tienen signos de placas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer y marañas neuro-fibrilares en la autopsia y regiones cerebrales similares, como el hipocampo y el lóbulo temporal medio, han sido reportados como afectados en ambas enfermedades.

El equipo de investigación de Penn aplicó un patrón de puntaje basado en clasificación individual, el puntaje SPARE-AD, a una cohorte de corte cruzado de 84 pacientes de Parkinson incluyendo los pacientes con demencia, daño cognitivo leve y sin demencia. En el análisis de corte cruzado, el puntaje SPARE-AD correlacionó con el daño cognitivo a través de todo los grupos. De este grupo, 59 pacientes de Parkinson sin demencia fueron monitorizados durante un adicional de dos años. Los investigadores determinaron que un puntaje SPARE-AD basal más alto predijo el empeoramiento del desempeño cognitivo en el tiempo, aún en aquellos pacientes con cognición normal basal.


Fuente: Medimaging.es