lunes, 30 de enero de 2012

Imágenes gamma específica del seno tan útil como la RM


La imagenología gamma específica del seno (BSGI), también conocida como imagenología molecular del seno (MBI), se ha encontrado que es equivalente a la resonancia magnética (RM) como una modalidad de imagenología adjunta en el diagnóstico del cáncer de mama. La BSGI/MBI puede ser particularmente útil para la evaluación de las mujeres en riesgo alto o aquellas con senos densos.



Esos hallazgos fueron presentados durante el congreso anual 2011 de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA) en Chicago (IL, EUA), 27 de Noviembre-2 de Diciembre de 2011. Según los autores, la RM se ha vuelto cada vez más popular como un adjunto a la mamografía en el diagnóstico del cáncer de mama. A pesar de su sensibilidad en la detección de lesión, la RM es costosa y puede causar incomodidad a la paciente. La BSGI/MBI tiene una sensibilidad similar a la RM, menos costo, y es cómoda para la paciente. Este estudio fue diseñado para comparar las dos modalidades directamente.

Se concluyó que los resultados BSGI/MBI llevaron a diagnóstico adicional y detección de malignidades ocultas. De hecho, las RM negativas sin resultados BSGI/MBI contradictorios habrían hecho que se pasaran por alto seis tumores malignos en este estudio. Además, los autores notaron que como el estudio demostró equivalencia de la BSGI/MBI con la RM en el diagnóstico del cáncer de mama, esa BSGI/MBI puede ser útil para la evaluación de las mujeres de riesgo alto o aquellas con senos densos. Para este estudio, la BSGI/MBI fue realizada con una cámara gamma de alta resolución, la Dilon 6800 (Jefferson News, VA, EUA).

Más allá de demostrar que la BSGI/MBI es equivalente a la RM en el diagnóstico del cáncer de mama, la Dra. Nathalie Johnson, cirujana de seno jefe del Hospital Legado del Buen Samaritano (Portland, OR, EUA), y autora en este estudio, expandió la relevancia clínica de la BSGI/MBI, “Su aplicación puede ser particularmente relevante para la evaluación del cáncer de mama recién diagnosticado para descartar enfermedad adicional con una tasa baja de falsos-positivos”.

Como seguimiento a la mamografía, la BSGI/MBI utiliza la cámara gama Dilon 6800 para ayudarles a los médicos a diferenciar más claramente el tejido benigno del maligno. Para realizar la BSGI/MBI, la paciente recibe un agente trazador farmacéutico que es absorbido por todas las células del cuerpo. Debido a su tasa aumentada de actividad metabólica, las células cancerosas en el seno absorben una cantidad mayor del agente trazador que las células normales sanas y aparecen típicamente como manchas oscuras en la imagen BSGI/MBI.




Fuente: Medimaging.es